En la actualidad, la contaminación es uno de los problemas más importantes a los que nos enfrentamos. Con el objetivo de reducir las emisiones de gases contaminantes, muchas ciudades han implementado restricciones de circulación en determinadas zonas. Una de las medidas que se ha adoptado es la creación de etiquetas medioambientales para clasificar los vehículos según su nivel de contaminación. En este artículo, nos centraremos en la etiqueta B y en las zonas en las que los coches con esta etiqueta pueden circular.

¿Qué es la etiqueta B y qué vehículos pueden obtenerla?

La etiqueta B es una de las categorías establecidas por la Dirección General de Tráfico (DGT) para clasificar los vehículos según su impacto medioambiental. Esta etiqueta se otorga a los vehículos que cumplen con los requisitos establecidos y que emiten bajas cantidades de gases contaminantes.

Los coches que pueden obtener la etiqueta B son aquellos que cumplen con la normativa Euro 4 y Euro 5, es decir, aquellos que tienen una antigüedad inferior a 14 años en el caso de los vehículos diésel y a 13 años en el caso de los vehículos de gasolina.

¿Qué zonas están permitidas para los coches con etiqueta B?

Los coches con etiqueta B tienen permitido circular por las zonas restringidas al tráfico en episodios de alta contaminación. Estas zonas suelen ser el centro de las ciudades, donde se concentra la mayor densidad de tráfico y de emisiones contaminantes.

Además, algunos municipios también han establecido zonas de bajas emisiones (ZBE) en las que solo pueden circular los vehículos con etiqueta B y otras categorías de etiquetas medioambientales.

Requisitos y trámites para obtener la etiqueta B

Para obtener la etiqueta B, es necesario que el vehículo cumpla con los requisitos establecidos por la DGT. Estos requisitos incluyen, entre otros, que el vehículo cumpla con la normativa Euro 4 o Euro 5 y que esté matriculado en España.

Leer:  ¿Cuánto cuesta matricular una moto de 125cc? Precios y trámites

El trámite para obtener la etiqueta B es sencillo y se puede realizar de forma online a través de la página web de la DGT. Solo es necesario completar un formulario con los datos del vehículo y abonar una tasa.

Beneficios de circular en zonas permitidas con la etiqueta B

Circular en zonas permitidas con la etiqueta B tiene varios beneficios. En primer lugar, se contribuye a reducir la contaminación y mejorar la calidad del aire en las ciudades. Además, se evitan las multas y sanciones por circular en zonas restringidas sin la etiqueta correspondiente.

Asimismo, algunos municipios ofrecen incentivos y descuentos a los vehículos con etiqueta B, como la reducción en el impuesto de circulación o la posibilidad de acceder a aparcamientos reservados.

¿Qué sucede si un coche con etiqueta B circula en una zona no permitida?

Si un coche con etiqueta B circula en una zona no permitida, está cometiendo una infracción y puede ser sancionado. Las sanciones pueden variar según la normativa de cada municipio, pero suelen incluir multas económicas y la retirada de puntos del carné de conducir.

Es importante tener en cuenta que las zonas permitidas para los coches con etiqueta B pueden cambiar en función de la normativa vigente y de los episodios de alta contaminación. Por ello, es fundamental estar informado y respetar las restricciones establecidas.

La etiqueta B es una categoría medioambiental que se otorga a los vehículos que cumplen con los requisitos establecidos y emiten bajas cantidades de gases contaminantes. Los coches con etiqueta B tienen permitido circular por las zonas restringidas al tráfico en episodios de alta contaminación y en algunas zonas de bajas emisiones. Circular en estas zonas tiene beneficios tanto para el medio ambiente como para los propietarios de los vehículos, evitando multas y sanciones y accediendo a incentivos y descuentos. Sin embargo, es importante respetar las restricciones y estar informado sobre los cambios en la normativa.